En este momento estás viendo ¿Funcionan los afrodisíacos naturales?

¿Funcionan los afrodisíacos naturales?




Los afrodisíacos naturales son sustancias que supuestamente mejoran la función sexual o incrementan el deseo sexual, pero hasta los momentos las pruebas no son contundentes.

Tradicionalmente se ha afirmado que ciertos alimentos –como el chocolate o el picante– aumentan la libido de quienes los consumen, pero sin duda falta más investigación al respecto.

Cuando se acercan fechas románticas, como San Valentín, es usual que se regalen bombones de chocolate, porque se dice que tiene propiedades afrodisíacas, que incrementa las ganas de tener sexo y que ya con dos bombones estamos dispuestos a irnos a la cama.

La cosa no es tan sencilla. El deseo sexual no es algo que se encienda porque sí, por comer algunos mariscos o algunas frutas de los que se dice son afrodisíacos. Cuenta el ambiente, lo que sientas por la persona con la que estés, tu estado de ánimo. Tu imaginación.

La atracción sexual se alimenta de muchas cosas ajenas a la comida, y no creas todo lo que dicen de los afrodisíacos naturales. Sin embargo, hay algunos con los que se han realizado más pruebas científicas, y los resultados son alentadores.

¿De cuáles afrodisíacos naturales hablamos? Vamos a ello.

El ginseng y la maca

Hay sustancias naturales que sí aumentan la libido. La maca y el ginseng son dos de estas sustancias.

La maca, por ejemplo, es una planta nativa de Perú, utilizada tradicionalmente por los habitantes de los Andes para incrementar la fertilidad en el ganado.

Hacia comienzos de la década del 2000, la Universidad Peruana Cayetano Heredia realizó estudios científicos y comprobó que el consumo de maca incrementaba la producción de esperma en los hombres, con un rango de edad entre los 24 y los 44 años.

En cuanto al ginseng, también se han hecho investigaciones científicas. En el Instituto de Investigación Alimenticia de Corea del Sur se hicieron pruebas a hombres de 45 años, en 2008.

Durante dos meses, el grupo estuvo tomando 900 mg de ginseng rojo tres veces diarias, y al culminar el estudio la mayoría reportó tener mejoras considerables en su potencia sexual.

El ginseng estimula la producción de óxido nítrico, que favorece el riego sanguíneo, y por ello puede ayudar a problemas relacionados con la falta de erección.

Frente a todo esto, es necesario entender que ningún afrodisíaco hace magia, ni surte efectos de un día para el otro. Tener sexo, sentir atracción sexual por otra persona, y luego placer sexual en el coito dependen de muchos factores, ambientales e internos.

Tiene que ver, por ejemplo, con tus hábitos alimenticios y de vida: si tiendes al sedentarismo, si sufres de obesidad o si no te alimentas bien, lo más probable es que el deseo sexual no sea tan frecuente.

Y si tienes pareja y ves que la atracción no es tan fuerte como al principio, si preferís antes de tener sexo ver una peli, entonces es hora de comunicarse francamente, y acudir en busca de ayuda especializada. 

Tal vez lo que os falte no es un afrodisíaco, sino estimular la imaginación para darle un nuevo aliento a la relación y volver a sentir el placer sexual que buscáis.

Deja una respuesta